Una mujer llevó a su hija de cuatro años al médico por una fiebre y los médicos descubrieron que fue abusada. Ocurrió en el Sanatorio Fleming de esta capital.

Un hombre del entorno familiar de la menor fue detenido. En simultáneo, se dispuso una consigna policial en el sanatorio para cuidar a la víctima en colaboración con policías de la División Delitos contra la Integridad Sexual.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *