Tragedia en Santa Rosa.

Un trabajador de la red de cloacas que se construyó en la villa cabecera de Santa Rosa y que iba a ser inaugurada ayer, con la presencia del gobernador Alfredo Cornejo, murió en la noche previa, intoxicado mientras inspeccionaba una cámara a cuatro metros de profundidad, ubicada bajo una tapa de registro, en la esquina de San Martín y Mallea. La presencia de líquidos cloacales en una red que recién debía quedar habilitada ayer, solo se explicaría por conexiones domiciliarias que fueron hechas sin la autorización de Aysam y que ahora son parte de la investigación penal del caso. A esa situación hay que sumar el hecho de que Armando Henriquez descendió a la cámara donde encontró su muerte, sin el equipo de protección correspondiente, según comprobó la policía que secuestró los elementos que quedaron en el lugar.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *