Silvio Berlusconi pidió echar a 600.000 migrantes porque son “una bomba” en Italia.

“Il Cavaliere” no ahorró críticas y aseguró que “viven de delitos”, atacó el líder de Forza Italia, decidido a confrontar con la política migratoria del gobierno actual.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *