Siguen los despidos por inasistencias en el Gobierno de Mendoza.

El jueves se echó a un empleado por continuas faltas sin justificar, el viernes se conoció el caso de un empleado del Registro Civil acusado de haber usado una tarjeta de debido que otra persona había olvidado en su oficina y este lunes se publicó en el Boletín Oficial otro caso de una mujer despedida por inasistencias. El poder Ejecutivo provincial echó a la empleada que llevaba 7 años sin ir a trabajar. En octubre de 2014 se le suspendieron sus haberes y hace unos meses se dictaminó aplicar la cesantía que fue oficializada este lunes.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *