header ad banner

Se viene el concurso de poda de vid, una atracción para mendocinos y turistas

La séptima edición de la competencia se llevará a cabo en Bodegas López, este sábado 8 de septiembre. El público tendrá la oportunidad de aprender las técnicas básicas de la mano de expertos y compartir un momento con los participantes de las distintas provincias vitivinícolas que representarán a una finca o bodega.

La iniciativa, que busca destacar y darles el merecido valor a los podadores de vid, ya tiene participantes. Los ganadores de los concursos efectuados en las provincias de Salta (Chafállate), La Rioja (Chilecito) y la Patagonia, tienen un lugar en la competencia nacional. Durante los meses de junio, julio y agosto, la empresa Banco ha realizado estos concursos de poda a nivel regional, cuyos ganadores clasifican directamente a la edición nacional, que todos los años se lleva a cabo en una bodega diferente de Mendoza.
Los competidores estarán entonces en nuestra provincia este sábado 8 de septiembre, no sólo para competir sino también para disfrutar de la jornada junto a mendocinos y turistas, ya que el evento, único en el año, contribuye a fortalecer la oferta entorno al turismo del vino, diversificando las actividades y la experiencia del visitante. Será en Bodegas López, en el departamento de Maipú.
El público tendrá la oportunidad de asistir para vivir la viña en su época de poda, aprender las técnicas básicas de la mano de expertos y compartir un momento con los participantes.

La esencia de la poda
La poda es un trabajo milenario y fundamental en el cultivo, el cual se lleva a cabo antes de que la vid despierte de su invierno, y que consiste en cortar las ramas o ramificaciones para darle forma, vigor e incrementar la producción.
La importancia de la poda radica en que de ella depende la próxima y las subsiguientes vendimias, así como la evolución de la cepa a largo plazo. Es todo un arte complejo y delicado en el que se deben considerar diversos factores.
Este arte se transmite de una generación a otra y a través de diversas capacitaciones. Se trata de un oficio noble y destacado que requiere de destreza y pasión. Por ello es que un podador es como un artista cuyas manos moldean y definen el fruto de la vendimia con esfuerzo, sensibilidad y entrega.
El objetivo de la empresa de origen sueco es incentivar a estos hombres que con dedicación y trabajo arduo logran posicionar al país entre uno de los mejores productores de vino del mundo.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *