Premio Nobel de Medicina.

Los estadounidenses Jeffrey  Hall, Michael Rosbash y Michael  Young fueron premiados este lunes con el Premio Nobel de Medicina. Los investigadores fueron reconocidos por sus aportes a la investigación del “ritmo circadiano”, el reloj biológico que funciona en ciertos seres vivos, incluyendo el cuerpo humano, para regular los procesos según los movimientos planetarios. La vida en la Tierra está adaptada a la rotación de nuestro planeta y, durante muchos años, se ha sabido que los seres vivos -incluyendo a los humanos- tienen un reloj interno, biológico, que les ayuda a anticipar y adaptarse al ritmo regular del día. Pero hasta hace pocos años, no se sabía cómo funcionaba, según se indicó.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *