Permiten echar de los bares a seguidores del presidente norteamericano Donald Trump.

Un juez en la ciudad de Manhattan reafirmó que la legislación contra la discriminación no protege las creencias políticas.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *