La investigación por la desaparición de Santiago Maldonado sigue generando nuevas incógnitas.

Ahora se busca establecer si la herida que denunció el  gendarme  Emmanuel Echazú y que dijo que fue provocada por un piedrazo en la cara lanzado por mapuches, fue realmente producto de un proyectil. El uniformado declaró bajo juramento que recibió un piedrazo de los mapuches en la vera de la ruta 40, pero los investigadores se preguntan cómo avanzó estando lesionado y sospechan que pudo haber existido un incidente en ese lugar. De acuerdo a datos difundidos por el diario  La Nación la fiscal Silvina Ávila requirió al Cuerpo Médico Forense que perite la herida que recibió el gendarme.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *