Investigan si un empresario sospechado está detrás de firmas con nuevas licitaciones.

Se trata de Alejandro Balegno, acusado de cobrar sobreprecios en el Casino de Mendoza y de ser responsable de la empresa que reparaba la cúpula del ECA cuando se incendió. El fiscal de Estado, Fernando Simón, denunció por daños y perjuicios a los funcionarios responsables, al empresario y a su esposa, Ana Laura Torrisi, quien también participa en la sociedad Dela. Con esto, el organismo de control apunta a que paguen los $21 millones que demandó la reparación de la cúpula. Acorralado por la Justicia, el empresario realiza maniobras para seguir siendo proveedor del Estado, aunque de forma encubierta, y gana millonarias licitaciones, según denunció el fiscal.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *