Homenaje al destacado músico Dino Parra.

El sábado 5, a las 12, la Secretaría de Cultura brindará un homenaje al reconocido folclorista desaparecido.

El acto, en el que se reconocerá su intensa labor por la difusión de la música popular latinoamericana, tendrá lugar donde fuera su hogar, Wenceslao Núñez 744 de Rivadavia.

El destacado músico y hacedor cultural

Chileno de nacimiento, argentino por opción y adopción, Dino Parra Carrasco llegó al país siendo muy joven, invitado por amigos artistas. Conoció Rivadavia, donde se radicó y con los años formó su familia junto a Reneé Myrtha Cano y aquí desarrolló la mayor parte de su obra.

Su vocación por la docencia lo llevó a fundar la Escuela de Música Popular APEM, creando un espacio donde se pudieran conocer instrumentos y músicas populares de países latinoamericanos. Fundó también el Conjunto Coral Rivadavia, primera institución coral del departamento, que con los años se convirtió en el Coro Municipal de Rivadavia.

Fundó proyectos musicales como Latinofusión, Quilantú, Taller Coral Folkámara, Voces de la Normal, Conjunto Coral Parroquial, Conjunto Coral Siembracanto, donde cientos de niños disfrutaron de la música. Creó coros de la tercera edad en Rivadavia, Junín y San Martín. Promovió el movimiento de las Baturgas y Murgas en Mendoza. Asimismo, fue destacada su carrera como intérprete tanto en el canto como en diversos instrumentos, guitarra, piano, cuerdas, vientos andinos y percusión.

Fue gran promotor e impulsor de distintas agrupaciones artísticas y culturales. Dio vida a la primera Agrupación de Artistas y Artesanos de Rivadavia y generó espacios antes inexistentes para este sector, en los que se destaca la recuperación y restauración del antiguo Mercado Municipal creando el Centro Cultural Mercado de las Artes.

En el mismo Mercado de las Artes creó la Biblioteca Armando Tejada Gómez y fue cofundador y promotor del MIMM (Movimiento Independiente de Músicos Mendocinos). Creó la Agrupación Cultural denominada Acufom (Agrupación Cultural Folclórica de Mendoza) y los Campamentos Latinoamericanos de Música y Arte Popular, que se desarrollaron durante 20 años, entre muchos otros valiosos y necesarios espacios donde expresar, intercambiar y compartir el arte popular.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *