En Mendoza hay un juicio laboral cada 6 habitantes.

Así lo aseguró el subsecretario de Trabajo de la provincia, Alejandro Jofré. Según detalló el funcionario “la oficina de conciliación laboral tiene la función de obligar a las empresas y a las partes a sentarse en una mesa de conciliación antes de iniciar una demanda laboral, es una cuestión procedimental que ya se aplicaba en Buenos Aires, y Mendoza sería la primera provincia en ponerla en funcionamiento”. “Lo que intenta es darle una salida rápida a un conflicto por cualquier despido. No incluye los accidentes laborales, sino las diferencias salariales, los despidos, o cualquier otro reclamo laboral, trabajo en negro, y buscar una salida rápida para que el trabajador cobre lo que tiene que cobrar, sin esperar cinco años de proceso”, según manifestó.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *