El temor a terminar detenidos desató una fuerte interna en la Armada Argentina.

El jefe de la Armada suspendió a dos oficiales por considerarlos responsables de “arriesgar la tropa y negligencia en el servicio”. Los acusados, por su parte, responsabilizaron al comandante del navío. La desaparición del submarino ARA San Juan ha provocado un gran malestar y una fuerte interna entre los oficiales de más alta graduación de la Armada, quienes temen terminar en el banquillo de los acusados en un juicio oral como ocurrió tras las tragedias de Once y de Cromagnon. De acuerdo a lo informado por Hugo Alconada Mon en el diario La Nación, esas acusaciones cruzadas fueron volcadas en documentos “secretos” o “confidenciales”. Aparecen en ellos versiones encontradas y denuncias mutuas por supuesta negligencia en la gestión de la crisis por la pérdida del submarino, hace 40 días. Además, incluyen desde cuestionamientos por la aparente adulteración de actas y filtraciones de comunicaciones hasta la supuesta intervención de teléfonos para eliminar mensajes enviados o recibidos por WhatsApp. En esos documentos aparece, además, la inquietud acerca de quién filtró el mensaje “secreto” del San Juan, del 15 de noviembre, que alertó sobre el ingreso de agua en el tanque de baterías y un “principio de incendio”.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *