El pueblo francés salió a la calle contra los aumentos en los combustibles.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, le pidió al primer ministro que se reúna con los líderes del arco político y representantes de los “chalecos amarillos”. Busca tratar la crisis que vive el país debido a la creciente tensión, que registró el sábado violentos enfrentamientos en el centro de París, entre policías y los manifestantes que protestaban por el aumento de los combustibles.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *