El papa Francisco advirtió sobre de los excesos de la legítima defensa.

En el día de su cumpleaños número 82, el Sumo Pontífice se refirió el rol que tienen las fuerzas de seguridad. «Todo uso de fuerza letal que no sea estrictamente necesario para este fin solo puede ser reputado como una ejecución ilegal, un crimen de Estado», aseguró Francisco en un discurso entregado a los miembros de la Comisión Internacional contra la pena de muerte con quienes mantuvo una reunión privada.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *