El Ministerio de Salud porteño detectó el primer caso importado de fiebre amarilla.

Un hombre de 28 años residente en la Ciudad de Buenos Aires y que había viajado a Brasil contrajo la enfermedad. Las autoridades informaron que el paciente está en observación y evoluciona favorablemente.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *