El Gobierno busca que caduquen los juicios laborales que no tengan avances durante un año, con previa notificación al domicilio real del trabajador.

La medida es parte del proyecto de modificación del Código Procesal Laboral, que apunta al cumplimiento de las sentencias en menos tiempo del que se produce actualmente. La idea, según explicó el subsecretario de Justicia, Marcelo D’Agostino, es “proteger al trabajador” y darle la posibilidad de cambiar de abogado si desea continuar con la demanda, para terminar “con estas causas eternas que no corresponden desde ningún tipo de vista”.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *