El Gobernador Alfredo Cornejo asistió al almuerzo de la Cámara Argentina de la Construcción en el Gran Hotel Potrerillos.

Junto al Gobernador estuvieron presentes los ministros de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, y de Seguridad, Gianni Venier; el titular del IPV, Damián Salamone; el presidente de la CAC, Marcelo Bargazzi; el juez de la Suprema Corte de Mendoza José Valerio; el intendente de Capital, Rodolfo Suárez, y empresarios.

Al comenzar su discurso, Cornejo explicó que cuando asumió se encontró con obras que se habían licitado y “que no tenían presupuesto ni se sabía de donde se sacarían los recursos. El desorden no sólo era económico sino administrativo, por lo que resolver esta situación llevó un gran esfuerzo de trabajo con austeridad y prolijidad”.

“Nos abocamos a ordenarnos para generar una herramienta económica, financiera y de administración, técnicamente correcta, que nos permitiera superar la crisis encontrada. Recomponer casi la mitad de maquinaria vial existente representó nuestro segundo desafío. El trabajo en el territorio se había abandonado dejando la
solución y el mantenimiento en los propios productores. La ausencia del Estado fue total”, dijo el Gobernador.

“Después de casi dos años nos encontramos con otra realidad.
Hoy se ha cancelado el 90% de la deuda que encontramos y no se canceló totalmente porque falta un aporte que debe hacer la Nación. No obstante, en 2016, se invirtieron por todo concepto más de 800 millones de pesos, se regularizó toda la deuda y se reiniciaron todas las obras que estaban paralizadas”.

Cornejo explicó: “En 2017 se ha llamado a licitación pública a más de 50 obras en todo el territorio provincial por un valor de 1.500 millones de pesos y se espera para 2018 una inversión que rondará los 3.000 millones de pesos en obras viales”.

“El gobierno puede hacer más obras y las empresas quieren y pueden trabajar con mejor ritmo. Hoy Mendoza está sitiada… de obras. Y lo bueno es que no sólo son obras provinciales sino que muchas también son municipales. Nadie puede dudar que hoy la obra pública esté reactivada”.

“Hemos cumplido y regularizado la cadena de pagos, entidades intermedias y proveedores que llevan adelante los emprendimientos de hábitat y vivienda financiados por el Estado nacional y provincial. Hemos logrado lo que hacía décadas no se conseguía en la provincia: iniciar y terminar barrios en tiempo y forma, según
los plazos establecidos en los pliegos licitatorios, sin demoras, lo que provocaba mayores costos”, profundizó el Gobernador.

Viviendas

“En lo que va de 2017, hemos entregado 1.800 viviendas y más de 500 mejoramientos habitacionales. Estas, sumadas a las 3.500 viviendas que hoy están en ejecución. Sabiendo que hemos iniciado 683 viviendas nuevas recientemente y comenzaremos otras 737 viviendas más en el primer trimestre del 2018”, detalló Cornejo.

“La vivienda y hábitat son políticas de Estado para nuestro gobierno, por eso estamos garantizando su permanencia al establecer estrategias de participación, transparencia y uso racional de los recursos, siendo equitativos en la distribución de los proyectos por departamento”.

“Es por eso que ahora vengo a solicitarles a ustedes el compromiso empresarial y social adecuado a la coyuntura provincial que hoy nos toca vivir. Son ustedes, ahora, los que deberán garantizar la calidad de cada una de las obras, cumplir los plazos acordados, respetar los pliegos de aquellas obras en ejecución y de las que están por venir, mantener los acuerdos expresos que no tienden a otra cosa que
transparentar las acciones y cumplir en tiempo y forma con las obligaciones asumidas”, finalizó Cornejo.

Fondos destinados a obra pública

Marcelo Bargazzi, presidente de la CAC, indicó que la organización agrupa a más de 50 empresas locales, de las cuales el 93% son pymes. Informó que, a dos años de haber asumido la nueva gestión, “estamos en condiciones de afirmar que nuestro sector se encuentra recuperando el ritmo de trabajo en las diversas ramas de la construcción, como son las obras viales, de infraestructura urbana, de saneamiento y, con una marcha un poco más lenta, el sector de viviendas”.

“Asistimos la semana pasada a la presentación del proyecto de presupuesto 2018 en donde corroboramos que se da una importancia mayúscula a los fondos destinados a la obra pública, que se verán reflejados no sólo en el desarrollo de nuestras empresas, nuestros empleados, sus familias y nuestros proveedores, sino también en el progreso de toda la sociedad”, agregó

Para finalizar, Bargazzi enfatizó: “Debemos admitir que hacía muchos años que no se veía una decisión tan firme de avanzar en ese sentido”.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *