El Estado debe indemnizar a un policía.

La Corte de justicia  ordenó al Estado provincial que indemnice con la suma de 1 millón 500 mil pesos  al policía Felipe Gil Fernández, quien  permaneció detenidos durante 4 años y luego fue juzgado y absuelto por dos emblemáticos homicidios  -los de José Zambrano y Pablo Rodríguez- muertes que precipitaron la caída de la  recordada “mafia policial”. Con la firma de los jueces Alejandro Pérez Hualde, Julio Gómez y Mario Adaro, la  Sala Primera de la Suprema Corte rechazó el recurso extraordinario planteado por el Estado y confirmó la sentencia que  la Segunda Cámara Civil que condenó a la Provincia de Mendoza a pagar 1.500.000 pesos -más intereses- en concepto de daño moral.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *