Cayó 50% la demanda de jóvenes que buscan alquilar en Mendoza.

Este comportamiento se observa desde principios del 2018 y está directamente relacionado con las condiciones macroeconómicas. La situación podría agravarse si continúan acentuándose los indicadores negativos de empleo, consumo y valor del salario. Desde el Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Mendoza explicaron que el sector atraviesa una “tormenta perfecta”, ya que se combinan dos situaciones inéditas en los últimos treinta años. Por un lado, los inquilinos pagan alquileres muy altos con relación a sus sueldos y, por el otro, los propietarios cobran alquileres muy bajos en función de su rentabilidad.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *