Caso Próvolo: dos documentos confirman que la Iglesia de Verona sabía de los abusos.

En los escritos se ratifica que la Curia de la ciudad italiana sabía que los sacerdotes Nicola Corradi y Eliseo Pirmati tenían denuncias de abuso cuando fueron trasladados al país.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *