header ad banner

Caso Mauro Zárate. El flamante refuerzo de Boca hizo declaraciones tras el escándalo generado en torno a su pase.

El delantero Mauro Zárate aseguró  que aceptó la oferta de Boca por “cuestiones deportivas” y reconoció que su determinación significó haber “defraudado a toda la gente de Vélez”.

 

El menor de la dinastía contó que sus hermanos “no estaban de acuerdo con la decisión” y ahondó: “Hace casi 25 días que estoy con este ida y vuelta de qué era lo mejor y lo peor. Fueron muchas noches sin dormir, hablando con mi mujer. En un momento puse todo en la balanza y me di cuenta que es un lindo desafío deportivo”, dijo a TyC Sports.

Zárate, que contó que está con custodia policial, indicó que “si era por lo económico me hubiera quedado en Dubai jugando y tirado en una playa” y contó que decidió “defraudar a la gente de Vélez por el desafío que es jugar en Boca”.

El delantero, que había reiterado hasta el cansancio que en Argentina sólo iba a vestir la camiseta del Fortín, negó que le hayan prometido un puesto en la Selección argentina tal como dijo Sergio Rapisarda, presidente del club de Liniers.
“Nunca dije eso. No sé por qué lo mencionó. Sí hablé que si jugás en Boca, peleás campeonato y Copa, eso te puede llevar a tener un mejor rendimiento te sigan más que en otros clubes. Quiero aclararlo, así como también remarcar que todavía no hablé con (Daniel) Angelici”, afirmó.

Zárate contó que tuvo una charla con Guillermo Barros Schelotto y manifestó que se acomodará a lo que desee el entrenador.
Mauro contó que su hermano Rolando dejó de representarlo por no estar de acuerdo con la negociación y contó que la tratativa la llevó adelante con Cristian Bragarnik, a quien definió como un hombre de confianza del presidente Angelici.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *