Calvario del argentino infartado en Chile.

La familia del joven arquitecto tucumano Maximiliano Conca que está internado en una clínica privada de la ciudad chilena de Viña del Mar tras sufrir un infarto, reclamó una cama en un hospital público de esa localidad o un avión sanitario para traerlo de regreso al país, dado que ya gastaron 650.000 pesos en su tratamiento y no tienen más recursos. Por la situación económica y la cercanía, la familia inició los trámites para solicitar ayuda para llevar al afectado a Tucumán. Hay dos opciones: una es trasladarlo en ambulancia hasta la Cordillera donde debería encontrarse con un transporte argentino para continuar el trayecto hacia Mendoza y desde esta provincia podría el avión sanitario trasladarlo. La otra es pedir autorización presidencial para que la aeronave sanitaria de Tucumán salga del país y lo busque directamente en Chile.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *