BMW llamó a revisar más de 1 millón de vehículos en el mundo.

Según explicó la compañía, en los coches diésel afectados se podría producir una fuga de líquido refrigerante lo que, en un caso extremo, puede causar que el automóvil se incendie.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *