A la madre de Florencia Di Marco la complicaron los testigos.

La niña de 9 años fue asesinada en San Luis por la pareja de su madre. El acusado, Lucas Gómez, se suicidó en una cárcel puntana. La etapa de instrucción está llegando a su fin y los testigos han complicado a la madre de la víctima Carina Di Marco.  Docentes y personal de la escuela a la que iba la menor  y otras personas conocidas de la pareja viajaron a San Luis para prestar declaración ante la magistrada que entiende en la causa. Le contaron a la justicia que la madre de la menor abusada y luego asesinada por Gómez, sufría vejaciones desde que vivían en el distrito Palmira. También contaron que la madre estaba al tanto de esos abusos que sufría su hija.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *