3 monjas están complicadas por denuncias de abuso.

Se dieron el instituto del verbo encarnado con sede en el departamento San Rafael. Menores de edad ratificaron maltratos físicos en el interior de la congregación que debía contenerlos por un convenio firmado con la DInaff. Las víctimas relataron en Cámara Gesell episodios de duchas frías vestidos y con calzado.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *